#techdagógica

recursos compartidos para aulas numerosas

Carta de un tesista a otro.

250px-Einbrief

En el correr de la semana he tenido la alegría de enterarme que a mi amigo Antonio le han aprobado su proyecto de Tesis; hace que me sienta menos solo y menos loco.

Mas acá en el planeta, muchos amigos, conocidos y compañeros de trabajo andan en estas mismas fechas escribiendo, re-formulando y/o esperando resultados de sus propios proyectos. Siempre que trabajo en mi tesis tengo una doble sensación, en primer lugar de enorme alegría y avance donde cada lectura o cada nuevo dato es recibido como un redescubrimiento del mundo; y al mismo tiempo, el clima artificial del trabajo de Tesis impuesto por la exigencia del trabajo individual y en un plazo de un año hace que corra por mi espalda un frío que me advierte que cada día es importante y que debo ser disciplinado, sistemático y riguroso en mi trabajo para llegar a buen puerto.
A partir de las (recientes) experiencias transitadas y las (pocas) conclusiones que he sacado surge esta “carta de un tesista a otro” como guiñada del clásico poema/canción “carta de un león a otro” hablando de la experiencia, las dificultades y sobretodo las posibilidades en la que compartiré solo tres máximas de una serie interesante de consejos posibles.

1. Usar zotero.

Olviden llevar la bibliografía por otro medio. Libro leído, libro “olvidado”.

Querramos o no, dar sentido a los datos emergentes de nuestra investigación solo es posible en la articulación extensa de literatura existente sobre el fenómeno indagado y sus conexiones.

Así, al menos personalmente, el trabajo de tesis va abriendo constantemente ventanas nuevas de sentido que muchas veces son necesarias traspasar e indagar en profundidad.

Con todo ese trabajo resulta importante llevar la cuenta de las cosas que leímos. Las pertinentes y las que no a fin de no quedar atrapados en el trabajo de estar constantemente re-descubriendo la pólvora. Para ello gestionar nuestras lecturas resulta vital, colectando por un lado las referencias bibliográficas de lo leído o consultado para citar a posteriori, como también a nivel de fichar el contenido. Seguramente hayamos encontrado en la literatura consultada extractos textuales de otros autores que por su elocuencia han valido la pena de ser citados en los últimos tres trabajos que hemos presentado. De allí que, para bibliografía que veamos muy pertinente, valga la pena y mucho fichar el contenido de la misma.

Con Zotero es posible hacer todo ello. Guardar los datos de catalogación y referenciación de las fuentes consultadas en nuestro trabajo, pero también realizar fichas de contenido asociado a ellas; incluso permite adjuntar el documento original si se trata de un PDF u otro formato, para no tener que andar revisando de arriba a abajo el disco duro a ver dónde lo guardamos y bajo qué nombre.

Sobre zotero posiblemente postearemos en un futuro cercano con mayor profundidad; aunque hay que reconocer que existe mucha y muy buena documentación (oficial y generada por usuarios) sobre qué es zotero, cómo funciona y de qué maneras puede usarse. Recomiendo explorar documentación referida a su capacidad para hacer citas en libreoffice y otros procesadores de texto, su integración con diferentes bibliotecas y catálogos para extractar toda la información bibliográfica de una fuente (autor, título, isbn entre otros) con un solo click de manera automática y sin tener que entrar por teclado todos esos datos. Finalmente recomiendo también explorar su función notas y la asociada capacidad de “producir informes en zotero”. Particularmente recomendamos la excelente presentación de Zotero elaborada Julio Alonso Arévalo de la Universidad de Salamánca en la que se exponen sencilla pero exhaustivamente todas las prestaciones de esta gran herramienta.

Debo decir que existen gestores similares a Zotero, aunque el tiempo viene demostrando que por su fuerte compromiso con el software libre y el desarrollo comunitario por parte de usuarios, la herramienta viene ampliando funciones y capacidad de integración con otros softwares o nuevas plataformas como Andoid.

Nada mas que sintetizar todas las loas posibles al refrescar el sintagma con el cual Zotero se presenta en su página web : “Colecte – organice – cite -sincronice -colabore”.

2. Organizarse paso a paso y no de una vez y para siempre.

El trabajo a largo plazo resulta no solo un ejercicio mental o intelectual, sino también por lo que vengo viendo emocional y espiritual. Cada día se pueden hacer un número limitado de tareas y ellas siguen un camino secuencial lógico que es importante no perder.

La idea de no dormir por 365 días para no perder el hilo nos puede llevar a perder la madeja y como respuesta debemos desarrollar un espíritu sereno y ordenado que ayude a nuestro espíritu explorador y creativo para que no desmaye.

En tal sentido resulta vital tener un sistema ordenado de registro que nos permita ver la globalidad y la particularidad al mismo tiempo; un sistema “escalable” como dirían mis amigas informáticas.

De esta manera y siguiendo el modelo de mi amigo Luis Pablo Alonso, me he implementado una wiki para desarrollar allí el trabajo te investigación, análisis y escritura que exige la elaboración de una tesis. En ella  he comenzado por registrar el cronograma y las fases de la investigación de la tesis “Elaboración del estado del arte”, “Realización de entrevistas”, “Análisis de datos”, etc.

Pantallazo-Tesis de maestría: Paribanú Freitas - Tesis Ḿaestría - Paribanú Freitas - Mozilla Firefox

Pantallazo de mi wiki de “Tesis de Maestría”.

Ya que la wiki es un hipertexto dónde se pueden agregar y relacionar páginas y siempre se puede expandir, entiendo que da una plataforma ideal para no perder(nos) nada en el trabajo del día a día.

Actualmente estoy desarrollando el estado del arte. Me creé una página particular donde voy relevando los diferentes tipos de fuentes a consultar: otras tesis, artículos en revistas arbitradas, libros y ponencias en congresos.

A medida que voy haciendo búsquedas y voy encontrando voy también registrando. Puedo solo poner el autor, fecha y título y luego, a medida que empiezo a leer puedo además registrar sintéticamente los elementos interesantes del texto o los motivos de su irrelevancia.

Llevo en paralelo un mapa mental en FreeMind, dónde voy agrupando y expresando los niveles de síntesis y comprensión que voy adquiriendo.

Al mismo tiempo, si tengo una hipótesis a explorar, una “intuición documentada” o elementos de comprensión parciales, los voy elaborando a forma de entradas de blog en el blog de mi equipo de investigación, donde elaboro conceptualmente productos intermedios que retroalimentan el proceso global de investigación de la tesis. A su vez, si opto por producir algo de esto lo linkeo en el ítem de la wiki que llamo “Diario de campo” y donde hago un registro breve del trabajo realizado en la jornada y una breve nota de cómo debería seguir al día siguiente, para no temer al necesario y aliviador olvido que debe generar el descanso profundo.

03. Lo que nunca pensé leer.

Puede ser que sea una especie de procrastinación sutil, pero la lectura reiterada de post de blogs e incluso manuales referidos a “la cocina de la escritura” y la “organización” me está resultando útil y hasta atractiva. Mucha de esa literatura habla de mis actuales preocupaciones, y leída en un porcentaje limitado con frecuencia puede ser un excelente distractor planificado que nos puede ofrecer herramientas realmente útiles para organizar nuestro trabajo.
Desde manuales de estilo, pasando por diversos y múltiples manuales de investigación cualitativa, y entradas de blogs de portales como posgraduando.com orientado a estudiantes de maestría y doctorado, hace que los problemas que observamos como personales pierdan su autorreferencia y sean entendidos como dificultades profundamente inherentes al tipo de trabajo que supone la elaboración de una Tesis.
Así, libros aburridos o casi de autoayuda como  el manual de estilo de la APA o el , tremendamente popular entre geeks “Organizate con eficacia” de David Allen, pueden ser un buen elemento recreativo de tramitación de ansiedades de las que parece es imposible escapar, y ello me lleva a la última conclusión. Sería bueno recordar siempre que el trabajo de Tesis supone el aprendizaje de dos elementos diferentes pero profundamente articulados: por un lado la adquisición de una cierta ‘experticia’ temática en un campo particular del saber, pero al mismo tiempo la adquisición de competencias prácticas y organizativas vinculadas a la administración de trabajo intelectual de largo aliento, y transitar y observar conscientemente este segundo plano de formación resulta necesario y productivo, entre otras cosas para el desarrollo del trabajo académico en el plazo largo que va desde la obtención del doctorado a la jubilación como profesor titular 🙂 .

A seguir.

Sin dudas esta primera carta ya está abriendo la puerta de una segunda en la que compartiré otros tópicos aprendidos como usar  RSS’s, Afiliarte a Academia.edu. y mis avances con el método GTD.
Un abrazo grande a los nuevos tesistas y arriba las que luchan! 🙂

=-=-=-=-=
Powered by Blogilo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 9, 2013 por en Entradas sesudas, Producción original, Recursos y etiquetada con .

Responsabilidad.

Las opiniones vertidas por un autor en este espacio colectivo son de su absoluta responsabilidad, eximiendo de la misma al resto de los administradores, autores y colaboradores del sitio.

Tweets @techdagogica

SOMOS CULTURA LIBRE!

Entradas seriadas…

A %d blogueros les gusta esto: